lunes, 7 de octubre de 2013

Sonríe


Sonríe mientras corres.
El aire acaricia tu piel maltratando tu rostro.

Sonríe.

Déjate llevar por el viento que empuja tu cuerpo
haciendo que llegar a la meta sea posible.

Cierra los ojos.

Siente, siente el agua empañar tu boca
llenando tus labios de sed.

Esa sed que hace que la vida llegue a tu cuerpo
elevándolo.
Sonríe mientras corres y no pienses en nada más.
En la cumbre está el destino.

Hay que llegar al final y contra viento y marea,
intentar ganar.



4 comentarios:

Rafael dijo...

Presiento ese galope a través de tus versos.
Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...


Un encanto tu poema.

Abrazo Ana?, o Susana?

Susana Násera dijo...

Soco, ana es un seudónimo que utilicé mucho tiempo en el blog anterior.
Mi nombre real es Susana.

Un abrazo

Hanna Xesco dijo...

Hermoso poema!! Beso